GRANJA DE GALLINAS

En enero de 2016 pusimos en marcha nuestra granja de gallina. El objetivo era doble.

Por una lado, obtener huevos para alimentar a los niños de MUSEKE y de esta manera poder aportarles proteínas. La falta de pescado y la escasez de carne en su dieta, les provoca un importante déficit de proteínas las cuales  son imprescindibles para el organismo, pues forman los músculos, los anticuerpos de sistema inmune, las enzimas digestivas, las hormonas y trasportan el oxígeno en la sangre entre otras muchas funciones vitales. Están compuestas de aminoácidos, algunos de los cuáles puede fabricar nuestro cuerpo, si cuenta con los nutrientes adecuados, y otros que no puede fabricar y de los que dependemos de la dieta como única fuente.

Por otro lado, otra parte de la producción de huevos va destinada a su venta, pues existe una gran demanda de huevos en Rwanda y países vecinos, y de esta forma, conseguir ingresos económicos que ayuden a la autofinanciación. Lograr la autofinanciación es muy importante para que proyectos como MUSEKE perduren en el tiempo, para que sociedades como la que constituyen Nemba avancen, para que países como Rwanda crezcan y progresen…

Durante estos meses hemos visto como han ido creciendo nuestras gallinas. Nos dieron un buen susto pues enfermaron y perdimos algunas, pero finalmente ya están cumpliendo con su labor, han empezado a producir huevos. En este último viaje a Nemba en julio-2016 pudimos visitarlas y sentirnos orgullosos cuando vimos cargar un camión con los huevos de nuestras gallinas.

IMG_3150IMG_356020160704_10271720160715_10563920160715_10593820160710_10190620160715_104802IMG-20160705-WA0003[1]